La comunidad científica compartió sus demandas con candidatos de Unidad Ciudadana

Frenar el ajuste de Macri para volver a poner a la ciencia al servicio del desarrollo nacional

Casi un centenar de investigadores y científicos de Tucumán se congregaron anoche en la sede del Sindicato de Trabajadores de la Vivienda para compartir sus preocupaciones y demandas con los candidatos de Unidad Ciudadana. Hugo Cabral, Ethel Weiss y José Cúneo Vergés abrieron la reunión con una explicación de porqué se decidió competir en la interna del Frente Justicialista por Tucumán con el sello político de Cristina Fernández de Kirchner. También estuvieron presentes Claudia Intartaglia y Cristina Barrionuevo.
Luego del encuadre político, distintos representantes de la comunidad de investigadores fueron relatando la situación del sistema científico en el país y la provincia y delineando algunas propuestas para tener en cuenta en el Congreso nacional. “La aprobación del pago a los fondos buitres condicionó todo el presupuesto nacional y se sintió en los recortes al CONICET, a las universidades y a la educación en general. Con el pretexto de la gobernabilidad se embargó al país y se redujeron un 60% los ingresos a la carrera científica y un 30% en las becas”, comenzaron contextualizando las intervenciones.
Uno de los más de mil científicos repatriado a través del programa Raíces impulsado por los gobierno kirchneristas alertó sobre las nefastas consecuencias del ajuste macrista. “No es casualidad que los ciclos de crecimiento del sistema científico se den con gobiernos nacionales y populares que apuestan por un desarrollo genuino. La fuga de cerebros se dieron con gobiernos neoliberales como el de Onganía y Menem. Y hoy estamos expuestos a un nuevo autoexilio de investigadores y científicos que significará una pérdida invaluable para la Argentina”.
Otro participante insistió en que Cambiemos “quiere reintroducir el esquema de un sistema científico en que el mercado regule los temas de investigación. Es cierto que necesitamos que nuestras investigaciones agreguen valor a nuestros productos, pero con este ajuste neoliberal no van a quedar empresas para producir nada. Además, se monta una corriente de opinión falaz que menosprecia a los investigadores en ciencias sociales. Pero sin masa crítica en historia, sociología, cultura y ciencias políticas, ¿quiénes pensaron nuestras mejores opciones de desarrollo e integración al mundo?”.
La mayoría alertó sobre los nuevos proyectos de ley que buscan reducir la importancia del CONICET y la desfinanciación del sistema educativo en su conjunto. “Además de investigadores somos docentes y lo terrible es que Macri no sólo está poniendo en riesgo la educación a través del ajuste en el sector sino que por el empobrecimiento de la sociedad, las aulas están empezando a quedar vacías porque a las familias no les alcanza para mantener un hijo en la universidad”, testimonió una docente.
Finalmente los candidatos se comprometieron a llevar estas inquietudes al congreso de la Nación y a seguir trabajando junto a la comunidad científica y educativa para mantener las conquistas del sector y elaborar nuevos proyectos que pongan la ciencia al servicio de los sectores populares y del desarrollo nacional y regional.