unidad ciudadana para volver a tener futuro

1. Recuperar el empleo perdido, los salarios y las condiciones de trabajo

En apenas un año y medio más de medio millón de personas han perdido su trabajo en nuestro país, ya sea registrado o informal. Todas las familias argentinas tienen hoy un amigo, vecino, pariente o conocido que tiene problemas de trabajo.

Desde que Mauricio Macri está en el gobierno, el Estado ha renunciado a su obligación constitucional de defender el empleo y el salario justo. Se han multiplicado exponencialmente los despidos. La pérdida del empleo y las suspensiones se dieron, mayormente, en los sectores vinculados a la industria manufacturera, -reflejando el carácter desindustrializador del actual modelo económico-, pero también fueron afectados comercios y servicios, e inclusive, actividades beneficiadas con importantes transferencias de ingresos como la minería. En el trabajo informal la caída se multiplica por tres. La desoladora expresión “ya no hay ni changas” recorre los cordones que rodean los grandes centros urbanos de la Argentina.

2. Frenar el aumento descontrolado en los precios de alimentos y medicamentos.

A poco de asumir, el Gobierno de Cambiemos ordenó una devaluación del 60% mientras sostenía que no iba a afectar los precios. Ocurrió todo lo contario: se disparó la inflación más importante de los últimos 25 años. Donde más se sintieron los aumentos fue en alimentos, medicamentos y los otros consumos populares. Lo que hace un año y medio comprabas por 100 pesos, hoy necesitas 300 pesos o más. Así se pulverizó el poder de compra del salario, de las jubilaciones, de los ingresos de los profesionales y de las clases medias.

3. Poner fin al saqueo tarifario y defender las empresas públicas.

Las tarifas de los servicios públicos tuvieron aumentos descomunales que no mejoraron la calidad del servicio. Debemos declarar la emergencia en materia de revisión tarifaria de servicios, fijando valores razonables, equitativos y justos acordes a la variación de los salarios.

4. Garantizar la cobertura de medicamentos y tratamientos.

El poder adquisitivo de jubilaciones y pensiones sufrió un grave deterioro. En el caso de los adultos mayores el daño fue aún mayor: el PAMI disminuyó sus prestaciones. Dictar la Emergencia Previsional con aumentos en la jubilación mínima y la Asignación Universal por Hijo, entre otras coberturas.

5. Mujeres, iguales y vivas

Los funcionarios de Cambiemos desmantelaron y desfinanciaron las áreas vinculadas a las políticas de género. Legislación urgente en materia de violencia simbólica y verbal sobre la mujer. Pongamos freno a los femicidios. Igualdad salarial y extensión de licencias parentales para todas.